martes, 4 de agosto de 2009

¿Por qué tienes relaciones sexuales?



Una vez se me ocurrió preguntar esto a un grupo de jóvenes. Interesante experiencia.

La pregunta parece tonta porque la primera respuesta es obvia: “porque me gusta”, “porque es placentero”. Hay que decir que esta respuesta es indiscutible: nadie realiza un acto sexual para sufrir si no para gozar. Pero si conversamos un poco más con la persona que mantiene una vida sexual activa probablemente encontremos otro tipo de respuestas: “por que lo quiero”, “porque la quiero”, “porque compartimos todo”, “porque queremos tener hijos”. “porque él o ella es la razón de mi vida”.

Por eso podemos decir que esta primera respuesta nos pone ante otras preguntas: ¿Qué significa este placer? ¿Qué estamos haciendo realmente con este acto? ¿Qué futuro tiene? ¿Qué grado de compromiso revela? Parece ser que de manera natural, un contacto corporal tan íntimo reclamara un compromiso mayor, por lo menos como deseo.

Intentemos decirlo más claro. Si se preguntara:

Prefieres sexo:

A. Con amor
B. Sin amor

Creo que la respuesta mayoritaria sería la primera opción, salvo que uno tenga algo contra el amor o entienda mal el asunto, o haya sufrido una decepción amorosa con lo que el acto sexual es usado como un consuelo de algo ausente. Esto a su vez testimonia la necesidad del amor en el acto sexual. Así, el mismo acto sexual nos pide ser comprendido como expresión de algo más grande que el placer.

3 comentarios:

Angel dijo...

Pues el último párrafo de tu post es el que hay que hacer entender a todos los educadores de educación sexual.Pero claro detrás de muchos de ellos están las multinacionales de productos sexuales donde su marketing siempre tendrá como lema:"disfruta del sexo sin más"Los padres tenemos esa heróica tarea de hacer comprender lo que tú dices: Acto sexual, comprendido como expresión de algo más grande que el placer

Anónimo dijo...

Muy cierto Manuel lo que dices, sin embargo como saber que una de las causas sea "el haber sufrido una decepción amorosa con lo que el acto sexual es usado como un consuelo de algo ausente".

Me parece que hoy en día el tener relaciones sexuales es "parte del conocimiento personal y de la pareja" sin importar en que momento se de, se ha llegado a aceptar que el mismo acto sexual es parte de ese conocer mejor a la persona que esta enfrente, que sea posteriormente mi amiga(o), enamorada(o) es objeto de análisis posterior, o sea harina de otro costal.Qué ha venido sucediendo?
saludos
Edwin

JORGE dijo...

Pienso que la cosa va más por un mal entendimiento de las cosas.

La sociedad invita a ser más que egoista, individualista, a buscar placer como objetivo, y allí está la distorsión, porque el placer es una consecuencia, y no un objetivo. La ecuación sería algo así como: amo + me aman ==> placer.

El solo placer requiere incrementar el estímulo con el tiempo, y el coito solo no puede crecer, mientras que el amor sí. Así el coito con amor es darle un sustrato a ese coito, para hacerlo crecer siempre, y así la consecuencia normal (entre otras cosas)será un placer que se prolongue en el tiempo a través de la felicidad.