martes, 21 de abril de 2009

Lo que la Iglesia dice sobre la homosexualidad


Inspirado en las opiniones vertidas por algunos comentaristas, copio literalmente un acápite del documento de la Congregación para la Doctrina de la Fe sobre la atención pastoral a homosexuales. Debo decir que suscribo cada palabra. Que cada uno se haga su propio juicio sobre el asunto, pero que tenga en claro, ahora sí, de que se trata de un pronunciamiento oficial de la Iglesia Católica...


9. Dentro de la Iglesia se ha formado también una tendencia, constituida por grupos de presión con diversos nombres y diversa amplitud, que intenta acreditarse como representante de todas las personas homosexuales que son católicas. Pero el hecho es que sus seguidores, generalmente, son personas que, o ignoran la enseñanza de la Iglesia, o buscan subvertirla de alguna manera. Se trata de mantener bajo el amparo del catolicismo a personas homosexuales que no tienen intención alguna de abandonar su comportamiento homosexual. Una de las tácticas utilizadas es la de afirmar, en tono de protesta, que cualquier crítica, o reserva en relación con las personas homosexuales, con su actividad y con su estilo de vida, constituye simplemente una forma de injusta discriminación. En algunas naciones se realiza, por consiguiente, un verdadero y propio tentativo de manipular a la Iglesia conquistando el apoyo de sus pastores, frecuentemente de buena fe, en el esfuerzo de cambiar las normas de la legislación civil. El fin de tal acción consiste en conformar esta legislación con la concepción propia de estos grupos de presión, para quienes la homosexualidad es, si no totalmente buena, al menos una realidad perfectamente inocua. Aunque la práctica de la homosexualidad amenace seriamente la vida y el bienestar de un gran número de personas, los partidarios de esta tendencia no desisten de sus acciones y se niegan a tomar en consideración las proporciones del riesgo allí implicado. La Iglesia no puede dejar de preocuparse de todo esto y por consiguiente mantiene firme su clara posición al respecto, que no puede ser modificada por la presión de la legislación civil o de la moda del momento. Ella se preocupa sinceramente también de muchísimas personas que no se sienten representadas por los movimientos pro-homosexuales y de aquellos que podrían estar tentados a creer en su engañosa propaganda. La Iglesia es consciente de que la opinión, según la cual la actividad homosexual sería equivalente, o por lo menos igualmente aceptable, cuanto la expresión sexual del amor conyugal, tiene una incidencia directa sobre la concepción que la sociedad tiene acerca de la naturaleza y de los derechos de la familia, poniéndolos seriamente en peligro.

20 comentarios:

El Sacristán dijo...

De verdad, buen Ronco, que los posts a partir del de la Semana Santa Ayacuchana han sido de antología...Las tres manías están para conservarse como algo precioso. (Y hasta ahora nadie ha podido rebatir lo que has dicho)

Sin embargo, he notado algo, ¿no te parece que nuestros "progres" a diferencia de los "progres" argentinos o españoles (con los que de "cuando en vez" ha tenido encontronazos este Sacristán) están enceguecidos y obnubilados por su relativismo dogmático (oximoron monstruoso) y por sus chatos medios de expresión?

Quizá la falta de interacción en el mundo de los opinadores con gentes que verdaderamente posean otras ideas, hace que nuestros progres no tengan los recursos adecuados para el debate, que se piquen, que crean que "está clarísimo" lo que debieran explicar mejor y que recurran al "wiser than thou": a enviar oleadas de referencias y citas para tratar de apabullarnos con ad verecundiam falibles.

Lo trágico es que aun si discrepan de nosotros, algo debieran de conocer de nuestras doctrinas, pero las ignoran garrafalmente, no sólo las nuestras, sino la de cualquier sociedad tradicional e incluso de la filosofía clásica de Occidente, que hasta hace algunos añitos tenía un correlato popular muy claro en esa vieja reliquia llamada sentido común.

En resumen, ¿cuáles serían las razones de que nuestros "progres" sean tan peculiares a diferencia de los progres de otros sitios, más sofisticados e interesantes?

1) El Narcisismo: Están acostumbrados a creer que la "gente que piensa" necesariamente piensa como ellos. Y que los que no, son "monstruos" no tienen conciencia crítica, son siervos del imperialismo, administradores de empresas o les han lavado el cerebro. No conocen al "otro". Esto también se debe a la ausencia de "otras" opiniones en las cátedras universitarias, fenómeno que se inicia en los 60s, con la desintegración de la élite intelectual católica (tema interesantísimo). El término caviar ha cobrado tanta fortuna porque precisamente se refiere a la realidad del "narcisismo" de los bienpensantes.

2) La Falta de una Formación Humanística: "Fregada" como está la educación secundaria, despojada de su contenido literario y convertida en un cadalso de utilitarismos, el estudiante universitario se precipita a una formación donde no alcanza la empatía necesaria para analizar otros tiempos y otras culturas. No hay línea del tiempo, no hay "clásicos", no hay verdadero contacto visceral con aquellos maestros de lo humano, como Homero, Dante o Dostoievski. Así, el individuo saldrá después de cinco años hecho todo un "cientista social", sumergido en positivismos, rindiendo culto no a las Artes Liberales sino a lo "último", a la fotocopia más reciente del más reciente texto del más reciente irracionalista del París más reciente...Se pierde el fundamento y se ve al conocimiento (necesariamente acervo, necesariamente legado, necesariamente tradición) como una carrera entre arribista y erudita por apropiarse de la moda más reciente en las ciencias sociales. Y como todas nuestras modernizaciones impostadas, acaba siendo todo esto una manifestación más de nuestro subdesarrollo. Nuestro individuo se habrá convertido en todo "un técnico" de la sociología o la antropología, listo para prestar sus servicios en el vivero inagotable de ideologías y caridades secularizadas de las ONG's, pero carecerá de las herramientas necesarias para relacionarse con el Espíritu, con lo Humano.

Y lo peor de todo, es que dada la coyuntura de crasa estulticia que es endémica de nuestra patria, el Buen Hombre se creerá todo un Brahamin, un Opinador Solemne que Maneja los Códigos Secretos del Universo y que puede mirar con suficiencia a los pobres ignorantes y desdentados (Rafo León dixit) y a los seres que habitan en el oscurantismo.

3) El reemplazo de la prosa castellana por una catarata de eslóganes vacíos y una neolengua política:

Este punto da para mucho más. Quizá sea menester discutirlo más a fondo en otro sitio. Lo cierto es que hasta en un foro de anime en España, encuentras prosa con gracejo, uso de imágenes, de ironías y de diversos tropos. No le hacen ascos a la poesía popular expresada en los refranes o en las rimas. En cambio, nuestros queridos amigos Opinadores temen a la ironía, no entienden de Paradojas -ese sublime arte católico, cultivado por San Pablo y Chesterton- y cuando quieren soltarse las mechas, sólo prorrumpen en gritos inarticulados, insultos chatos, criollismos de cuarta...El resto del tiempo la misma neolengua política y el mismo ideologismo chato relleno con slóganes.

En fin, dixi!

(P.S.: Siempre pensé que una de las razones de la supervivencia de la Iglesia en el Perú era la estupidez de sus enemigos. Y es cierto.¡Pero tenemos derecho a tener progres interesantes! ¿Dondé estás, González Prada?

Yoda dijo...

Disculpa Sacristán pero no estoy de acuerdo contigo. González Prada sólo tenía una prosa entretenida y graciosa pero sus argumentos eran patéticos y endebles, nada comparables con los de los anticlericales europeos.

A parte de eso, debo decir que tus comentarios son muy lúcidos. Vas por buen camino pequeño padawan.

Anónimo dijo...

Sacristán, sacristán, sacristán! Tengo que reconocer que extrañaba tu florido lenguaje, tan poco anglosajón. Sigue siendo, sin embargo, una pena que sea sólo eso, florido lenguaje, y nada más. A la hora de la hora las contradicciones en tu argumento abundan. Para muestra un botón: denuncias el uso de "oleadas de nombres y citas", para después recurrir a tu propio maretazo. ¿Debería concluir que no tienes los recursos adecuados para el debate?. (Dicho sea de paso, ¿"oleada de nombres y citas"?, qué huachafo que eres!!!).

Sea como sea, que bueno tenerte de vuelta, I have always considered you... oh yes, amuZZZing.

Saludos. Ya con más tiempo te propinaré la acostumbrada paliza.

Con un afectuoso abrazo...

roncuaz dijo...

He publicado con disgusto este último anónimo... la matonería no ayuda mucho a un diálogo sereno y maduro, máxime viniendo de un anónimo porque la matonería debería por lo menos fingir valor y para eso hay que dar la cara... saludos prudentes "estimado"(No sé qué se pueda estimar algo de esta intervención, pero vaya la buena intención) anónimo

roncuaz dijo...

Y una vez más el centro de la cuestión se dejó de lado olímpicamente... un poco frustrante la verdad...

Anónimo dijo...

Roncuaz – No te molestes. Por lo menos se buen arbitro. Aquí el asunto es entre el sacristán y yo –o nuestros correspondientes avatares, y tu blog sólo ocasional cuadrilátero. (broma nomás)

Vamos al punto. El texto que citas se refiere fundamentalmente a la posición de la Iglesia con respecto a lo que la Iglesia considera son 1) grupos que dentro de ella, 2) se atribuyen la representación de homosexuales católicos, 3) protestan contra lo que consideran es una injusta discriminación en contra de ellos, y 4) buscan ampararlos dentro de la Iglesia aun cuando no tienen intención de abandonar sus conductas homosexuales. La Iglesia considera que estos grupos van en contra de las enseñanzas de la Iglesia.

¿Qué te puedo decir? Estoy completamente de acuerdo con la Iglesia. La doctrina católica no acepta la conducta homosexual, a la cual considera mala. Por consiguiente, es obvio que la conducta homosexual contradice las enseñanzas de la Iglesia. Mal haría la Iglesia en aceptar la conducta homosexual dentro de ella. Peor haría en aceptar que sus pastores, a buena cuenta sus representantes, participen de acciones orientadas a cambiar la legislación civil. Mucho peor aún si el cambio de la legislación civil que estos pastores promueven implica considerar la conducta homosexual como buena, cuando la doctrina católica la considera mala.

¿Y? Para mi este es un lio de curas. Ya lo he dicho hasta el cansancio. La Iglesia tiene todo el derecho a considerar que la conducta homosexual es mala. El que la considere buena, o incluso no la considere ni buena ni mala, que se exima de pertenecer a la Iglesia. Ese es exactamente mi caso. Por algo soy un defensor de la separación de Iglesia y Estado, y un convencido de que la primera no debe tener ninguna injerencia en el segundo.

Para mi la Iglesia está simplemente equivocada en su consideración de la homosexualidad como una amenaza y un riesgo para la vida y el bienestar de persona alguna o, para la naturaleza y los derechos de la familia. ¿Cómo así lo es?

Martin dijo...

Muy interesante, roncuaz, que hayas elegido este texto de todo el documento. Pero lo que me gustaría saber no es lo que la Igleisa hace contra las asociaciones que defienden a los homosexuales (y, si entiendo bien, el comportamiento homosexual), si no más bien qué hace a favor de los homosexuales.

Según tengo entendido, la condición homosexual no es en la mayoría de los casos algo elegido por la persona, sino un desorden que es fruto de circunstancias personales diversas, y que generalmente es irreversible.

En muchas sociedades se ha considerado la homosexualidad como una deshonra, y los homosexuales han sido tratados como personas sin derechos. Incluso en la Alemania nazi se les envió a campos de exterminio, no obstante que había homosexuales entre la alta dirigencia nazi. Sin embargo, quienes incurrían en otro tipo de desórdenes sexuales, como los visitantes asiduos de los burdeles, eran dejados en paz. Y no creo que atentaran menos contra la unidad de la familia que los primeros.

Estoy de acuerdo en que los comportamientos homosexuales son inmorales. Ahora bien, ¿qué se entiende bajo este término? Yo entiendo las conductas de carácter explícitamente sexual, como sería una relación sexual homosexual. Una simple amistad entre homosexuales no entraría dentro de esta categoría, así como una amistad entre un hombre y una mujer, aun cuando pueda haber un vago atractivo sexual, no lleva necesariamente a un compromiso de carácter sexual.

El punto al que voy es el siguiente: el día en que un homosexual sea reconocido con naturalidad como tal en un ambiente católico, sin que se le señale con desaprobación, se murmure de él o se le evite, ese día habremos dado un gran paso adelante. Pues un homosexual es antes que nada un ser humano, creado a imagen y semejanza de Dios, que no merece ser visto como una rara avis por una condición que, por lo general, no ha elegido. La moral no fue nunca utilizada por Jesús para marginar a otros, quien anduvo en compañía de publicanos y prostitutas. Los que marginaban a otros mediante la moral eran los fariseos.

roncuaz dijo...

Estimado anónimo, pues bien, no me molesto, pero no voy a arbitrar nada ni agarre mi blog de ring... hay otros lugares para la práctica del Kick boxing, le puedo recomendar algunos. Jamás escondo mis amistades y le diré que el sacristán es mi amigo, puedo discrepar con él y no tengo ningún problema en que se discrepe con él o con cualquiera, lo que no voy a permitir ni por asomo es el insulto, por leve que sea... eso lo filtraré sin ningún problema...

Lo que comenta pues queda bastante claro y se lo agradezco.

Estimado Martín: sería bueno que averigües lo que te inquieta y nos lo comuniques. Y es verdad que Jesús anduvo entre publicanos y prostitutas pero justamente para que dejen de serlo, jamás aprobó ni la prostitución ni la extorsión... lo mismo con los homosexuales, Jesús ama las personas homosexuales y justamente por eso busca ayudarlos porque la homosexualidad es en sí un desorden grave y por eso deben dejar de serlo... el resto de distinciones son importantes pero de cara a ayudarlos ¿Cómo ayudarlos? Es ciertamente un tema muy difícil sobre todo porque muchos no quieren ser ayudados y convierten la homosexualidad en una bandera de identidad. Los que piden ayuda, pues son muy discretos. He citado el documento que tú mismo recomiendas y los párrafos que vienen a colación ¿Cuál es el problema con eso?

saludos y oraciones

Martin dijo...

Es cierto que Jesús no aprobó la prostitución ni la extorsión, y amó a los que caían en estos pecados, a fin de que fueran transformados por el amor. Pero no se sabe que Jesús haya excluido de su amor a ninguna prostituta que no haya cambiado y haya dejado de serlo. En cambio, tiene palabras durísimas contra quienes se creían los paladines de la moral y tenían como costumbre discriminar a las personas en base a consideraciones morales. Estos son a quienes conocemos como fariseos.

Jesús no fue un guardián de la moral y, si bien llamó a la gente a la conversión (que es optar por el Amor de Dios), no se desprende de los Evangelios que haya estado vigilando a sus seguidores a fin de sancionarlos si no ajustaban a sus enseñanzas.

roncuaz dijo...

¿Y quién está vigilando la moral de nadie? ¿No estábamos hablando de principios?

Anónimo dijo...

Roncuaz - El asunto de fondo es por qué la homosexualidad es una amenaza contra, y cito, "la vida", "el bienestar de la persona", "la naturaleza de la familia", y "los derechos de la familia". Sin una explicación de esta afirmación, el texto citado hace agua.

renatosumaria dijo...

La Iglesia vela por la salud espiritual de sus miembros. Allí se inscribe la preocupación por el drama de los homosexuales. Resalto la palabra DRAMA porque creo que muchas personas, incluso católicos, exhiben una falsa solidaridad con este tema y su preocupación por la "aceptación sin señalamientos" parece negar la terrible distorsión de la que es presa una persona homosexual. Normalizar las cosas, pasarlas por agua tibia, es una exigencia de la cultura actual, tan dada a aceptar de todo a cualquier precio.
Nadie señala a los homosexuales (al menos en este blog no veo que se haya hecho). La Iglesia no lo hace tampoco y manda que no se haga.
Lo que me parece interesante distinguir es la persona de la ideología. Y allí hay un desafío grande pues parte del problema está en que nos quieren hacer creer que la no discriminiación pasa por la normalización del tema. Que se acepte nomás y listo. Yo pienso que esa forma de pensar es la menos solidaria y no ayuda en nada. Decir que la homosexualidad atenta gravemente contra la naturaleza de la persona no es mentir. La ayuda debe partir de esa conciencia.
Saludos

roncuaz dijo...

anónimo, ese es un punto clave que intentaremos aclarar en algún post más adelante, concuerdo contigo en que en ese párrafo no se explica, buscaré...

Don Renato, concuerdo...

El Sacristán dijo...

Al Anglosajón Anónimo que respondió primerito a mi comentario:

Dices que mandé una marea de citas y nombres, ¿dime dónde? Sólo citè a Rafo León.

Si quieres citas, lee el Eclesiastés.

Y no me acuerdo haber recibido ninguna paliza de ningún anglosajón huachafo recientemente
("I have always considered you... oh yes, amuZZZing" -)

Hazte ver, oye.

Ni recuerdo haber usado como cuadrilátero el blog del Ronco para ninguna lid, ni nada similar.

Mucho menos haber tenido algún enfrentamiento con el inexistente avatar de un anónimo. (Hazte ver, hermano, es un consejo fraternal...)

Y básicamente tu comentario de alguna manera -un tanto demencial, es cierto- da algo de razón a mi argumento.

Cataratas de seudo razonamientos deformes, ideas sin hilación y un estilo que sería un mal homenaje aun hasta al recordado grupo Kloaka, todo engendrado por la inversa proporción entre la formación y el sentido común y las "ganas" de "internetear" y "opinar".

Pero en este caso, esos vicios se matizan con un toque pintoresco: el guiño a "El Resplandor". Especialmente la parte en que el Escritor rompe la puerta con el hacha.

Amuzzzing.

Anónimo dijo...

Estimado profesor Manuel:

Mi nombre es Umberto, hace algunos semestres fui alumno suyo en la Universidad. Me parece sumamente interesante los temas que expone en este entretenido blog. No estoy de acuerdo con algunos de los comentarios que me preceden ya que tratan de atacar con el típico estilo de matón que más que ideas dan palabras fuera de lugar. Por otro lado, quisiera hacerle las siguientes preguntas, ya que me parece necesario e importante hacerle ver algo que tal vez no observó en sus ártículos de opinión. Me parece que, en primer lugar, la iglesia católica ha hecho cosas muy importantes (cuando no se alejó del mensaje de Cristo) a través de la historia, sin embargo estimado profesor, muchos CREAMOS GRANDES DEBATES PERO TAMBIÉN GRANDES SILENCIOS. No he podido saber su opinión directa acerca de temas como, por mencionar unos ejemplos, la masacre israelita acontecida el año pasado y comienzos del presente contra el pueblo palestino; la sentencia de Fujimori tratando de devolver la justicia de las familias de quienes fueron asesinados sin tener nada que ver en la lucha contra el terrorismo, y déjeme decirle que allí también están involucrados algunos sacerdotes y madres que perdieron su vida siendo acusados de terroristas. O también algo referido a las grandes desigualdades sociales que existen en latinoamérica y que generan -según el mismo Joseph Stiglizt- que los movimientos pogresistas y sociales empiezen a acrecentar su voz llena de protesta y en muchos casos de rencor. Con respecto a este último, alguna vez alguien referente al sodalicio de vida cristiana me dijo que los homosexuales no son un gran índice en el mundo, claro que es un tema muy lamentable por la degeneración del hombre desde mi punto de vista, pero hay problemas que demandan también urgencia y su voz solo apunta a dos o tres temas. Usted me podrá decirm pero y el aborto? y la homosexualidad y el matrimonio gay?... yo le digo temas que se deben tratar pero también Y GUANTANAMO, Y LA VIOLACIÓN DE DERECHOS HUMANOS EN CHINA?, Y EL HAMBRE QUE HAY EN EL MUNDO? Y LA POBREZA EXTREMA EN ÁFRICA, Y LAS GUERRILLAS NARCOTERRORISTAS EN EL MUNDO? Y LA GUERRA? Y LA ACUMULACIÓN DE LA RIQUEZA? eso señor profesor también lo dicta la Doctrina Social de la Iglesia y le digo con el amor que Cristo deposita a quienes en verdad creen en él que estamos llamados a anunciar su palabra y esta es el sentido de liberación espiritual... pero también acordémonos de aquellos que más que tener problemas por el sexo tienen problemas por si comerán hoy día...dejo abierto el debate si es que lo hay.

Con gran estima su alumno.

Umberto

Un amigo dijo...

Quiero hacerle un pedido formal a don Roncuaz. Por favor, no deje de tener el mismo sentido del humor de siempre debido a las pesadas precisiones y presiones de algunos de los comentaristas de su blog. Siga con esa espontaneidad.

roncuaz dijo...

Un abrazo estimado Umberto, me alegra que me recuerdes de las queridas aulas de nuestra universidad ¿Qué decirte? Hay grandes silencios como el que señala Martín, yo, la verdad comento de lo que veo y lo que se... los temas que planteas son temas complejos que probablemente tengamos la responsabilidad de estudiar, los veré, espero... concuerdo con lo que dices de la DSI, personalmente intento contribuir desde mi modesta posición de profesor universitario y en este caso como blogger. Esto es un blog, un diario a mano alzada, hecho con retazos de pensamiento y tiempo libre...

de nuevo un abrazo y mis oraciones por ti y tu familia

amigo: atenderé su pedido con máxima atención... la verdad he quedado un poco cansado y mareado con tanta polémica... con lo que no niego para nada lo enriquecedor del ejercicio

Anónimo dijo...

"Dices que mandé una marea de citas y nombres, ¿dime dónde?"

Con todo gusto, los nombres citados:

Homero
Dante
Dostoievski
Rafo León
San Pablo
Chesterton
González Prada

De yapa, expresiones tales como:
"wiser than thou"
ad verecundiam
dixit
En fin, dixi!

Confundes cultura con huachafada. Lejos de ayudar a la argumentación todos estos recursos en tu caso la entorpecen.

Si no quedo claro, mi uso del inglés, y especialmente de jerga adolescente, fue irónico. De ningun manera un intento de "apantallar".

No me hago ver de la misma manera que tu no te haces ver.

El ocasional cuadrilátero es de esta ocasión y de ninguna otra.

"Anónimo" es un avatar.

No se que es el grupo Kloaka. Me parece sintomatico que tu si lo sepas.

Si quieres debatir con argumentos, serenate y hablamos.

Anónimo dijo...

porque si yo soy bisexual la iglesia no me permite esto y un padre que viola los niños y les hace tanto daño no lo tratan como la persona mala del cuento si no que hantes unos padres estan con el ha y nosotros los que tienen una forma de pensar diferente si nos persiguen y ademas sacan escusas que es mal ejemplo para nuestros hijo a mal ejemplo ello

roncuaz dijo...

Hasta donde tengo entendido la Iglesia tampoco permite que un padre viole a sus hijos ¿De dónde ha sacado eso?